e-Voto con Blockchains

Imagínate que en el día de las próximas elecciones generales hace un día horrible. Llueve. O peor aún, seguimos con el Corona Virus – Covid19. Pero no pasa nada porque votarás igual. Lo harás a través de tu «smartphone», ordenador portátil o tableta desde casa. O supongamos, por ejemplo, que estás de viaje. Que en esos mismos días te conviertes en padre o madre. Incluso, por qué no, que de camino al colegio electoral tienes un pequeño accidente y acabas en el hospital. Podemos seguir poniendo una infinidad de ejemplos. Pero da igual porque el resultado al final será el mismo: podrás votar online porque el sistema lo permite. Tan solo hace falta tener conexión a internet y hacer «clic», independientemente de donde estés.

La votación por internet permite a los votantes emitir sus votos desde cualquier parte del mundo de forma segura y sencilla gracias a la implantación de la tecnología « blockchain». Este concepto tan desconocido por su escasa aplicación, aunque ya tiene diez años, es, como su propio nombre indica, una tecnología de libro distribuido por toda la Red. «Se diferencia de otro tipo de sistemas de bases de datos en dos aspectos fundamentales: el primero, que lo que se escribe o no en él es por consenso, es decir, no hay una autoridad única; y, en segundo lugar, no se puede alterar

Ethereum Blockchain

«La inmutabilidad y persistencia, por un lado, son características propias de esta tecnología, además de que todos los nodos y copias guardan la información, de tal manera que siempre se puede consultar», añade el experto. En definitiva, el «blockchain» es un internet sin intermediarios. Nadie tiene que encargarse de velar por esa información que se guarda porque la tecnología ya lo hace por sí misma.

El caso de Estonia

En 2005, Estonia se convirtió en el primer país del mundo en celebrar elecciones con este método. En el país báltico, de 1.3 millones de habitantes, ir con una papeleta de papel a depositarla en la urna de un colegio electoral, mostrando el DNI, suena a «chino». Y el recuento manual de votos, también. Se trata da uno de los países del mundo más avanzados en materia digital «porque apostaron por ello», señala Borja Gómez. Estonia, y no Alemania, Francia o cualquier otra potencia europea, no se han erigido como naciones digitales. Estonia, sí. Y todo por un gran ataque cibernético que sufrió en 2007 por parte de Rusia y que paralizó al país. Fue entonces cuando decidió «armarse», tecnológicamente hablando, para convertirse en referente mundial.

Consulte AQUI!
Chat EN VIVO con un Consultor
Desarrollamos Apps Móviles y Tiendas Virtuales listas para e-Commerce